spacer.png, 0 kB
spacer.png, 0 kB
spacer.png, 0 kB
Viajando ligero / Gangas en el aire
domingo, 30 de marzo de 2008

Recientemente las aerolíneas de bajo costo han propiciado que cambie el modo de viajar de muchos mexicanos. Especialmente en el extranjero, las tarifas que ofrecen estas líneas aéreas son muy bajas, pero es prudente echar un vistazo antes de emprender el salto o, en este caso, el vuelo.

Southwest Airlines, en Estados Unidos, es quizá la abuelita de las aerolíneas de bajo costo; empezó volando a Houston y a San Antonio desde el aeropuerto Love Field, en Dallas, una vez que el Gobierno federal ordenó a todas las demás aerolíneas que desplazaran sus operaciones al más moderno y mucho más grande Aeropuerto Internacional de Dallas-Fort Worth (DFW). Como Southwest solamente volaba dentro de Texas, podía no hacer caso de las disposiciones federales.

En la actualidad, vuela fuera de Texas y, en función de los pasajeros transportados, Southwest es la aerolínea más grande del mundo. En cuanto a ingresos, tiene una posición mucho más baja, pero, mientras los competidores batallan, esta empresa lleva 35 años registrando ganancias.

Lo que consigues con esta compañía es un medio de transporte. Los boletos deben adquirirse directamente (ya que no pagan comisiones a agentes de viaje), no se asignan asientos ni tampoco hay convenios que pudieran permitir el cambio de equipaje de una aerolínea a otra.

Con frecuencia los aeropuertos desde y hacia donde vuelan son "secundarios", como el anteriormente citado Love Field o el Hobby Airport, en Houston.

Si tienes pensado volar desde Nueva Orleans a Houston y abordar en esta última urbe un vuelo con destino a la Ciudad de México, el precio de un boleto aéreo por Southwest podrá ser tentador, pero el costo del transporte terrestre desde el Houston Hobby Airport al Aeropuerto Internacional de Houston podría anular cualquier posible ahorro.

Algo muy similar sucede en Europa. Por ejemplo, Ryanair solamente cobra 60 dólares por un vuelo de Londres a Berlín, pero el pasajero tiene que salir desde el aeropuerto de Stansted, ubicado a casi 80 kilómetros del Centro de Londres, y necesita, aproximadamente, dos horas para llegar en autobús. Un boleto de taxi superaría el costo fijado por Ryanair para volar a través de Europa.

Por otro lado, British Airways cobra 62 libras por un traslado de Londres a Berlín, más del doble de lo cobrado por la aerolínea de bajo costo, pero con la ventaja de que la salida es desde Heathrow.

Ryanair se remonta a 1985, fecha en que fue fundada por tres irlandeses de apellido Ryan. Algunos la consideran como la Southwest de Europa, pero con una gran diferencia: Southwest (por razones que no alcanzo a comprender) es adorada por sus pasajeros, mientras que Ryanair ha sido votada como la aerolínea más odiada del mundo. Sea o no sea odiada, la compañía sigue creciendo, y, en función de los pasajeros transportados, es, por su volumen, la tercera entre las más grandes aerolíneas de Europa.

Los viajeros veteranos, tanto los que pueden costearse un mayor pago como los buscadores de gangas, advierten que el servicio mínimo acompaña este tipo de aerolíneas. Como sus precios son bajos, se ven obligados a mantener bajos sus gastos.

En su mayoría, solamente aceptan reservaciones mediante internet, y cobran aparte por todo lo demás, ya sea por alimentos servidos a bordo como por la documentación del equipaje. Y, en el caso de Ryanair, aunque es posible documentar hasta tres maletas, si en su conjunto pesan más de 20 kilos, habrá un cargo extra.

De todos modos, es difícil resistirse a las tentaciones. Tiger Airways lleva a los pasajeros de Singapur a Bangkok por 46 dólares, mientras que Singapore Airlines cobraría casi 200 dólares más. Tiger Airways tiene una sólida reputación, aspecto importante a considerar. No obstante, antes de dejarte llevar por arrebato (por ejemplo, yo podría incluir una excursión a Alice Springs desde Sydney por sólo 40 dólares australianos) hay que tener en cuenta con qué frecuencia maneja esos vuelos la aerolínea y qué podría ocurrir si se cancelara un vuelo. Cabe señalar que la cancelación de un vuelo puede suceder porque no se vendieron suficientes boletos para cubrir los costos o debido a problemas mecánicos. Las aerolíneas menores carecen de equipo sustituto.

Otro importante factor a considerar cuando se vuela con una aerolínea de bajo costo es la ubicación del aeropuerto: uno debe prever cuánto tiempo hay que invertir para llegar al destino final, cuánto cuesta llegar hasta el hotel, etcétera.

No pretendo desanimarte en tu propósito de ahorrar dinero ni hacer que te preocupes en reparar en detalles que van más allá del viaje. Sólo que, a veces, una ganga suena demasiado buena para ser cierta.

 
spacer.png, 0 kB
Despegan alianzas
Las aerolíneas españolas de bajo costo ya dieron el primer paso. Vueling anunció ayer que adquirió a su competidora Clickair. La nueva compañía, que será la tercera de ese país, mantendrá el nombre de Vueling y tendrá a Iberia como accionista con 40 por ciento. En México, las autoridades ya han anticipado que ante la crisis de los combustibles, las primeras fusiones aéreas se darán en septiembre.
 

Google
InicioDirectorioNoticiasFAQTips del Viajero
spacer.png, 0 kB
spacer.png, 0 kB
spacer.png, 0 kB
  spacer.png, 0 kB
Aerolineas Colombianas